Destacado

Con la imposicion de la ceniza hemos abierto el camino de la Cuaresma, una antigua palabra que significa «cuarentena»,

los cuarenta días que tendremos hasta llegar al Domingo de Ramos. Los cuarenta días que el Espíritu condujo a Jesús

por el desierto.