Bienvenidos

Discernir por dónde pasa Dios hoy en nuestra historia requiere de nuestro silencio y quietud, escucha atenta y callada para apaciguar nuestra sed de protagonismos y buen hacer; requiere dejar de decir para dejar que el otro diga y desde ahí poder sintonizar con lo que Dios nos dice hoy y así responder a los desafios de nuestro presente.